Publicado en Yo, mi y mio

Una Cicatriz

Una cicatriz es un parche de piel permanente que crece sobre una herida. Cuando mi amiga Tamara me envió la imagen con el texto que están viendo en la fotografía y además anexó el siguiente mensaje: “recuerdas cuando te daban pena (las cicatrices)?, hemos crecido mucho!, ya las valoramos y hasta queremos”, en ese preciso instante momento tomé la decisión de capturar la imagen de una de mis cicatrices y publicarla.

Así que aquí está la foto!, directamente de mi colección de cicatrices, debo tener alrededor de una docena… Antes me daba vergüenza que las vieran, bajo ningún concepto mostraba mis piernas, no iba a la playa o a la piscina para no exponerme a la mirada pública. Y es que las cicatrice no existen por si mismas, siempre están ligadas al cuerpo, en este caso a mi cuerpo y por lo tanto forman parte de mi proceso de humanización y son un elemento diferenciador de mi propia identidad.

Las cicatrices son valoradas de manera distintas en las diferentes culturas y momentos históricos: algunas tribus africanas piensan que la piel lisa no es atractiva así que se producen escarificaciones de manera intencional a través de cortes o quemaduras para aumentar el atractivo físico, como medio de protección contra los malos espíritus o para transmitir un mensaje sobre la condición social de la persona. Por su parte, en la cultura occidental, algunos veteranos de guerra muestran sus cicatrices como símbolo del valor demostrado en la batalla

Particularmente, me encanta la simbología de un hecho narrado en la Biblia: cuando Jesús resucitó ninguno de sus discípulos fue capaz de reconocerlo porque su apariencia había cambiado y sin embargo, él que pudo haber elegido un cuerpo perfecto para resucitar, decidió conservar las cicatrices corporales porque ellas eran un emblema de lo que había vivido y del alto precio que había tenido que pagar.

Yo, por mi parte, luego de varias décadas he ido entendiendo que mi piel es un lienzo en el que las vivencias se van grabando en forma de arrugas, cicatrices e incluso tatuajes. En este sentido, el único tipo de señal corporal que estoy buscando es media docena de tatuajes que no me he hecho porque no tengo el dinero suficiente para financiarlos en este momento de mi vida, pero con relación a las cicatrices solo puedo decir que son la mejor señal de que he vivido y de que soy fuerte…

cicatrices

Anuncios

Autor:

Soy psicóloga clínica, profesora universitaria e investigadora. El propósito de esta blog es escribir sobre las locuras (reflexiones) que me pasan por la mente, sobre mis hobbies, mis investigaciones y publicar presentaciones y videos que les sirvan a mis alumnos. Mis líneas de investigación son 3: la metacognición, el prejuicio y últimamente he entrevistado a 2234 devotees, y mi interés es dar a conocer el fenómeno y crear un perfil psicológico de mis entrevistados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s